domingo, 20 de noviembre de 2011

DIY rápido: Un ramo hecho de dinero y buenos deseos


Hace ya bastante tiempo que le debíamos un regalo a un amigo arquitecto. Cuando nos tocó haber obras en casa él nos ayudó a configurar el piso tal y como lo tenemos ahora. En su día, le regalamos un vale para ir a cenar a un restaurante, pero en esa época no pudieron ir y el regalo quedó en el limbo de los regalos.

El jueves decidí que no podía ser, y aprovechando que el viernes íbamos a ver a Martí y a Eva, pensé en cómo  podríamos llevarles el dinero sin caer en el típico sobre o en la fría transferencia bancaria. Además, podrían gastarse así el dinero en lo que quisieran.




Estaba en la oficina y tenía que pensar en algo rápido, con materiales que pudiera encontrar fácilmente y que me permitiera hacerlo por la tarde/noche en casa, cuando llegara de trabajar. Primero pensé en hacerles un ramo con alambre y papel pinocho (como el de la imagen superior), con los billetes enrollados como si fueran estambres, pero quería dejarles un "mensaje" porque sabía perfectamente que cuando les diera el regalo ni se acordarían por qué era. Así que finalmente pensé que haría un ramo, pero que utilizaría los billetes como jarrón.


No quería usar pegamento ni celo para no estropear los billetes, así que utilicé algo que tenía a mano: clips. Enrollé el primer billete y junté un segundo, también enrollado, mediante un clip. Fui juntando uno a uno de la misma manera, siempre desde el último, como si fuera una espiral.


El siguiente paso fue realizar las flores. Para ello, compré cartulina roja y escribí mis deseos o, en este caso, el por qué del regalo y en qué se podían gastar el dinero: desde gastárselo en comprarse ropa, irse a cenar por ahí o incluso hacerme un regalo. Porque oye, por probar... :p

Una vez hechos los estambres con buenos deseos, corté trozos del mismo ancho de cartón ondulado de color verde y diferentes alturas para pegar los deseos en rojo. Una vez pegados y hecho, por tanto, el tallo de las flores y el estambre rojo, faltaba poner los pétalos.

Para los pétalos, solo corté el papel pinocho en cuadrados de unos 10 centímetros por lado, dejando visible el mensaje. Una vez hecho, solo tuve que poner las flores en el jarrón hecho de billetes y listo.

No es una obra de arte, pero les gustó. Y con eso me doy por satisfecha.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...