viernes, 7 de febrero de 2014

Una habitación de hadas para niños

Ay, la gripe. Menuda semanita me ha dado. Solo me ha dejado cuerpo suficiente como para trabajar, y porque es algo que no puedo dejar de hacer. Así que claro, se ha resentido todo lo demás: el blog, el deporte... ¡Todo! Inclusive una comida que iba a tener este domingo con una amiga embarazadísima que, claro, no voy a ir a su casa a dejarle mis virus y mis gérmenes.

Y yo quería enseñarle esta habitación infantil tal original y preciosa, que hace sentir a cualquiera como un hada.


Igual cambiaría un poco la distribución y pondría el árbol al lado de la ventana, pero me parece fantástica. ya me estoy imaginando el resto de muebles, como la cómoda o el cambiador, simulando tocones de árboles y nenúfares. 

jueves, 30 de enero de 2014

Casa contemporánea en Estambul


Si os digo la verdad, me ha costado mucho elegir las imágenes para este post. Os voy a enseñar una casa de 400 metros cuadrados construidos y 480 de jardín ubicada en la ciudad de Estambul. El dueño de la casa quería un look moderno con elementos naturales de colores suaves, consiguiendo un estilo cosmopolita plagado de tecnología.

Lo han conseguido totalmente. Como son muchas las fotos, os las he dividido por estancias. Espero que os guste tantísimo como a mí.

Salas de estar y jardín






Cocina y comedores






Dormitorios y vestidor






Cuartos de baño







Planos
Por último, os dejo los planos de la casa. Es como para pedirse una igual, ¿eh?





martes, 28 de enero de 2014

Comer sushi rodeado de diseño


Hace ya más de cinco años, el que por entonces era mi novio (ahora marido) y yo nos fuimos un fin de semana largo a la isla de Cerdeña para intentar desconectar de unas obras interminables de lo que sería nuestro piso.

Por aquel entonces lo único que habíamos comprado había sido materiales de construcción y cosas como los muebles de la cocina y yo ya iba toda loca por comprar algo que no fuera en Leroy Merlin o similares. El último día en la isla, como ya habíamos tomado mucho el sol y visitado todo lo visitable, poco antes de ir al aeropuerto nos metimos en un centro comercial estilo Corte Inglés con una planta lleeeena de objetos para el hogar... Y entonces, lo vi.



Vi el primer objeto para mi piso. Me pareció la cosa más mona del mundo. Y, además, cabía en la maleta. Y, además, era para comer Sushi. Ese plato tan precioso, ese pájaro dispensador de soja con el bol verde a juego, el pececillo...

Así pues, el set Lily Pond de Alessi es lo primero que compré para mi casa, junto con otra cosa que ya os enseñaré. ¿Vosotros os acordáis de lo primero que comprasteis para vuestra casa?


lunes, 27 de enero de 2014

Inspiración bodas: altares en la playa

Si me hubiera casado en Barcelona creo que lo hubiera hecho en la playa. Igual hubiéramos tenido que embadurnar a mi marido con una capa de protector solar pero sería por una buena causa. Y como ya sabéis que mi hobby son los eventos (entre otras cosas), me propongo dar ideas a aquellos novios que hayan pensando una boda con esta temática.

El altar en una boda en la playa
¿Qué hay más importante que el sitio donde los novios se van a dar el "Sí, quiero"? Y si es sobre le arena más bonito aun. Si queremos casarnos en la playa tendremos que preguntar a los diferentes ayuntamientos si nos dejan celebrarlo allá, ya que al ser un espacio público muchos municipios tienen diferentes restricciones. Los novios que quieran casarse sobre la arena han de tener en cuenta que probablemente les saldrá más caro que en algún otro sitio, que igual tienen que contratar obligatoriamente algún servicio de limpieza municipal, etc.

En este post encontraréis un poco de inspiración para el altar y las sillas de los invitados.









viernes, 24 de enero de 2014

Con las manos en la cámara: aprendiendo a fotografiar


Que todos tengamos una cámara al alcance ha sido un daño horroroso al mundo de la fotografía. A veces, tenemos suerte y nos sale una foto buena sin querer y ya nos creemos fotógrafos. Pero no. Nada más lejos de la realidad. la fotografía es un mundo y, como tal, requiere estudio y práctica, muchísima práctica, que no se gana haciéndole fotos Hipsters a un refresco.

Es por eso que, después de maltratar a familia, amigos y conocidos con mis fotos, sobre todo de comida, estuve hablando con una amiga que es una excelente cocinera y me dijo que ella quería apuntarse a un curso dado en la Tallerería por Sonia, la fotógrafa que está detrás de "A qué saben las nubes" y que giraría en torno a la fotografía alimentaria.

Yo no soy una excelente cocinera, pero sí que es cierto que me gusta perderme entre los fogones cuando estoy estresada porque me relaja hacer algo que no me permita pensar en todo lo que tengo que hacer, y cuando me sale un plato bueno lo fotografío. Así pues: ¿por qué no hacerlo con gracia? Y además: ¿por qué no aplicar lo que aprendo con este curso a todo lo demás?




Si bien aun me falta mucho que aprender y mucho que practicar, he empezado a notar mejoras, más después de probar las maravillas de la edición. Ahora ya no me sentiré tan mal cuando envíe mis fotos por WhatsApp.

Desgraciadamente llevo una semana sin poder hacer los deberes del curso porque estoy de exámenes (después del master que hice el año pasado decidí apuntarme a un grado en la UOC) y entre el trabajo, el grado... y la vida en general, voy un poco de cabeza. Por supuesto, retomaré este domingo, que ya habré superado (y espero que aprobado) mi último examen.

Si estáis pensando en hacer algún curso de estas características os animo a hacerlo a través de la Tallerería. Y si es Sonia quien imparte la clase, vamos... es que de cabeza. Ahora va a hacer otro curso en febrero y me voy a apuntar, con eso os lo digo todo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...